0221
Tras el video de la docente con la beba, piden la apertura de una guardería en Medicina
UNLP

Tras el video de la docente con la beba, piden la apertura de una guardería en Medicina

La actitud de la profesora puso al descubierto la necesidad de que los estudiantes cuenten con un espacio para dejar a sus hijos mientras cursan.

28 de septiembre de 2022

Una agrupación estudiantil de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNLP presentará un proyecto al consejo directivo para la apertura de una guardería. La iniciativa surgió luego de la viralización del video de Alejandra Contreras, la docente y partera que dictaba la clase de Salud Materno Infantil de la Licenciatura de Obstetricia y pidió permiso para alzar a la beba de una alumna que estaba cursando un teórico de su materia.

"Desde la agrupación entendemos la necesidad de contar no solo con lactarios sino también una guardería para estudiantes y/o docentes", manifestaron desde la agrupación Unite. En ese sentido, argumentaron que "la situación económica del país hace cada día más difícil continuar con nuestra educación. Muchos compañeros tenemos hijos y no tenemos posibilidad de costear un cuidado externo para cursar con tranquilidad", subrayaron.

Tal como informó 0221.com.ar, la actitud de Contreras fue muy celebrada por toda la comunidad académica pero puso al descubierto una situación que tiene poca visibilidad dentro del ámbito universitario: maternar y estudiar al mismo tiempo. "Entendemos el buen gesto y accionar de la docente, pero sobre todo entendemos la necesidad de una guardería para estudiantes y docentes que son mamás y papás", señalaron.

Es por este motivo que la agrupación Unite comenzó a trabajar en este proyecto para instalar una guardería con doble franja horaria dentro de la facultad. En ese marco, los estudiantes difundieron una encuesta on line para conocer cuántos alumnos son padres o madres. "Con los datos relevados presentaremos un proyecto al consejo directivo para la apertura de una guardería en nuestra casa de estudios", completaron.

El video con el gesto de Alejandra Contreras se hizo viral a los pocos minutos de su publicación. "Fue un acto de amor y empatía", le dijo a este portal y agregó: "Hoy soy docente de una carrera en la que cuando fui alumna pude tener gente que me acompañó y facilitó mi transcurso durante la vida universitaria, entonces no se me ocurriría que sea de otra manera, aunque esto no sucede en otras cátedras".

Su amor por la profesión la llevó a emparentarse con cientos de alumnas que pasaron por su materia con la misma dificultad para poder cursar: tener que maternar. En este contexto las comprende y lucha por la visibilización de una situación que ocurre en todo el ámbito universitario. "Es una situación bastante difícil. Soy docente de la carrera de Licenciatura en Obstetricia, que es una carrera altamente feminizada; la gran mayoría de las alumnas son mujeres, muchas personas crían, amamantan e incluso están gestando y eso dentro del ámbito universitario es una complejidad porque no hay tantas franjas horarias. Pasa algo muy loco y es que esta carrera se cursa en diferentes sedes, no sólo en la Facultad de Ciencias Médicas, sino también en el pabellón universitario del hospital San Martín y otras materias en la sede de 7 y 63; entonces se vuelve muy difícil la circulación de les alumnes con la vida misma", subrayó.

Alejandra valora su trabajo y su lucha en el día a día para poder subsanar la situación por la que pasan sus alumnas cada semana en sus clases. "Se trata de trabajar en esto con una perspectiva de derecho entendiendo que si les docentes no somos capaces de acompañar esas situaciones estamos sumándole un obstáculo más para que estas personas puedan lograr el objetivo que se proponen, que en este caso es estudiar", concluyó.

COMENTARIOS

La actitud de la profesora puso al descubierto la necesidad de que los estudiantes cuenten con un espacio para dejar a sus hijos mientras cursan.
0221

Tras el video de la docente con la beba, piden la apertura de una guardería en Medicina

La actitud de la profesora puso al descubierto la necesidad de que los estudiantes cuenten con un espacio para dejar a sus hijos mientras cursan.
Tras el video de la docente con la beba, piden la apertura de una guardería en Medicina

Una agrupación estudiantil de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNLP presentará un proyecto al consejo directivo para la apertura de una guardería. La iniciativa surgió luego de la viralización del video de Alejandra Contreras, la docente y partera que dictaba la clase de Salud Materno Infantil de la Licenciatura de Obstetricia y pidió permiso para alzar a la beba de una alumna que estaba cursando un teórico de su materia.

"Desde la agrupación entendemos la necesidad de contar no solo con lactarios sino también una guardería para estudiantes y/o docentes", manifestaron desde la agrupación Unite. En ese sentido, argumentaron que "la situación económica del país hace cada día más difícil continuar con nuestra educación. Muchos compañeros tenemos hijos y no tenemos posibilidad de costear un cuidado externo para cursar con tranquilidad", subrayaron.

Tal como informó 0221.com.ar, la actitud de Contreras fue muy celebrada por toda la comunidad académica pero puso al descubierto una situación que tiene poca visibilidad dentro del ámbito universitario: maternar y estudiar al mismo tiempo. "Entendemos el buen gesto y accionar de la docente, pero sobre todo entendemos la necesidad de una guardería para estudiantes y docentes que son mamás y papás", señalaron.

Es por este motivo que la agrupación Unite comenzó a trabajar en este proyecto para instalar una guardería con doble franja horaria dentro de la facultad. En ese marco, los estudiantes difundieron una encuesta on line para conocer cuántos alumnos son padres o madres. "Con los datos relevados presentaremos un proyecto al consejo directivo para la apertura de una guardería en nuestra casa de estudios", completaron.

El video con el gesto de Alejandra Contreras se hizo viral a los pocos minutos de su publicación. "Fue un acto de amor y empatía", le dijo a este portal y agregó: "Hoy soy docente de una carrera en la que cuando fui alumna pude tener gente que me acompañó y facilitó mi transcurso durante la vida universitaria, entonces no se me ocurriría que sea de otra manera, aunque esto no sucede en otras cátedras".

Su amor por la profesión la llevó a emparentarse con cientos de alumnas que pasaron por su materia con la misma dificultad para poder cursar: tener que maternar. En este contexto las comprende y lucha por la visibilización de una situación que ocurre en todo el ámbito universitario. "Es una situación bastante difícil. Soy docente de la carrera de Licenciatura en Obstetricia, que es una carrera altamente feminizada; la gran mayoría de las alumnas son mujeres, muchas personas crían, amamantan e incluso están gestando y eso dentro del ámbito universitario es una complejidad porque no hay tantas franjas horarias. Pasa algo muy loco y es que esta carrera se cursa en diferentes sedes, no sólo en la Facultad de Ciencias Médicas, sino también en el pabellón universitario del hospital San Martín y otras materias en la sede de 7 y 63; entonces se vuelve muy difícil la circulación de les alumnes con la vida misma", subrayó.

Alejandra valora su trabajo y su lucha en el día a día para poder subsanar la situación por la que pasan sus alumnas cada semana en sus clases. "Se trata de trabajar en esto con una perspectiva de derecho entendiendo que si les docentes no somos capaces de acompañar esas situaciones estamos sumándole un obstáculo más para que estas personas puedan lograr el objetivo que se proponen, que en este caso es estudiar", concluyó.