0221
Se reaviva el conflicto en AUBASA y volvieron a levantar las barreras de los peajes
MEDIDA DE FUERZA

Se reaviva el conflicto en AUBASA y volvieron a levantar las barreras de los peajes

Tras un impasse que duró menos de 48 horas, los trabajadores retomaron la protesta y levantaron una vez más las barreras en la Autopista y el SVIA.

23 de septiembre de 2022

El impasse en el conflicto en Autopistas de Buenos Aires SA (AUBASA) duró menos de dos días y el Sindicato Único de Trabajadores de Peajes (SUTPA) que conduce Facundo Moyano, hijo del líder camionero Hugo Moyano, retomó las medidas de fuerza lanzadas por tiempo indeterminado y no se cobran peajes tanto en la Autopista La Plata-Buenos Aires como en las rutas 2, 11, 74, 56 y 63 que forman parte del Sistema Vial Integrado del Atlántico (SVIA).

La protesta estuvo vigente durante casi dos semanas, pero los trabajadores habían decidido dar marcha atrás y los peajes habían vuelto a operar con normalidad. A poco de esa decisión, el gremio resolvió volver a la carga con la medida tras las fallidas negociaciones impulsadas en el ámbito del Ministerio de Trabajo de la Nación.

El SUTPA volvió a desoír así la conciliación obligatoria dictada por la cartera nacional para intentar sentar las partes a la mesa de negociaciones y hallar una salida al conflicto. Hasta la tarde del último jueves esas negociaciones parecían haberse encausado en un buen diálogo, pero a las 18 los trabajadores decidieron volver a la protesta.

Los empleados de AUBASA cuestionaron en los últimos días a las autoridades de la concesionaria vial en el inicio de los reclamos. Moyano, por su parte, había apuntado contra la Provincia y, en una extraña posición para un sindicalista, había reclamado un fuerte aumento de las tarifas. "Acá está aniquilando una actividad, no solo destrozan una empresa sino también destrozan la actividad. El problema de fondo es que tienen una tarifa insignificante, porque hacen populismo barato con la tarifa", había dicho ante la prensa al terminar el encuentro con las autoridades de la empresa y la cartera de Trabajo. En esa misma línea sostuvo además que las autoridades bonaerenses "le están subsidiando las vacaciones a los porteños, cobrando dos mangos por kilómetro transitado" y reclamó una revisión de los cuadros tarifarios de los peajes en las autopistas provinciales.

La Provincia perdió una enorme suma de dinero a raíz de la protesta, ya que la empresa recauda unos 20 millones de pesos diarios por el uso de los peajes. En ese marco, el planteo de Moyano fue tomado como algo "inédito" por algunos dirigentes, teniendo en cuenta que los usuarios de la autopista también son trabajadores. "Es como si los petroleros le reclamaran a YPF que cobre más la nafta, o que Luz y Fuerza le pidiera a EDELAP que aumente la tarifa de luz porque la cobran barato", graficó una fuente del sector.

En pleno conflicto la firma destacó su compromiso para entablar un diálogo con las autoridades sindicales y cuestionaron la actitud de SUTPA, que se negaba a acatar la decisión de las autoridades nacionales para frenar el paro e intentar destrabar el debate: "Lo que hacen es bloquear los Telepase para que solo se pueda pasar por las cabinas de pago manual y de esa manera ninguno de los autos que pasan por los peajes paga por hacerlo", explicaron fuentes ligadas a la empresa y apuntaron que debido a ello "la recaudación es cero".

LOS RECLAMOS

Las autoridades sindicales publicaron un fuerte comunicado en el que advirtieron que desde hace varios meses mostraron su intención de entablar un diálogo para trabajar en la "reconversión laboral" de la actividad, pero denunciaron que la firma no está dispuesta "a sentarse con los trabajadores poniendo en riesgo el futuro de la actividad y la fuente de trabajo de todos y todas".

En ese marco, compartieron nueve puntos que explican la protesta y forman parte de las demandas que pretenden resolver:

  1. No cumplimiento del acuerdo paritario donde se establece la creación de una mesa bipartita para la aplicación de la tecnología y reconversión laboral.

  2. En pos de la NO creación de esta mesa para el consenso, se quiere implementar la tecnología a través de la colocación de antenas en las vías de todas las estaciones de AUBASA y el SVIA, sin tener en cuenta al trabajador y un adecuado proceso para proyectar esa implementación sin afectar la dotación del personal.

  3. Cierre arbitrario de la oficina de atención al cliente de Mar del Plata. Teniendo en cuenta que la actividad de peaje está en proceso de evolución y reconversión, el presidente de la empresa pretende mandar al personal de la oficina al peaje, sabiendo que no hay funciones para los mismos.

  4. Levantamiento de la base de seguridad vial de San Bernardo. Logro adquirido en el último tiempo para brindar un servicio más efectivo y acortar las distancias de recorrido de los trabajadores.

  5. No se puso en marcha la construcción del Centro de Monitoreo de Santa Teresita a pesar de que la licitación ya fue adjudicada en enero. Siguiendo con la línea de la falta de interés por reconvertir al personal, frenaron la construcción del mismo, limitando las posibilidades de reconversión laboral.

  6. Persecución y amenazas a jefes y gerentes de AUBASA que trabajan en conjunto con la organización sindical para la correcta reconversión laboral. Están impartiendo temor a través de sanciones, apercibimientos e incluso, despidos sin causa. 

  7. Despido del gerente de sistema Cesar Di Lorenzo por trabajar con cautela en la reconversión laboral y no perder fuentes de trabajo.

  8. Las condiciones edilicias y de seguridad e higiene, que prometieron mejorar, siguen siendo deplorables.

  9. No respetaron el último acuerdo suscrito ante el Ministerio de Nación donde se comprometían a respetar las condiciones laborales de los trabajadores de corte de pasto, los cuales hace dos meses no tienen funciones. Por otra parte, tampoco realizaron la entrega de indumentaria (verano e invierno) en tiempo y forma.

Y así concluyeron que a raíz de lo descrito es que mantendrán la medida de fuerza y seguirán "alertas y movilizados" a la espera de una salida al conflicto.

Tras un impasse que duró menos de 48 horas, los trabajadores retomaron la protesta y levantaron una vez más las barreras en la Autopista y el SVIA.
0221

Se reaviva el conflicto en AUBASA y volvieron a levantar las barreras de los peajes

Tras un impasse que duró menos de 48 horas, los trabajadores retomaron la protesta y levantaron una vez más las barreras en la Autopista y el SVIA.
Se reaviva el conflicto en AUBASA y volvieron a levantar las barreras de los peajes

El impasse en el conflicto en Autopistas de Buenos Aires SA (AUBASA) duró menos de dos días y el Sindicato Único de Trabajadores de Peajes (SUTPA) que conduce Facundo Moyano, hijo del líder camionero Hugo Moyano, retomó las medidas de fuerza lanzadas por tiempo indeterminado y no se cobran peajes tanto en la Autopista La Plata-Buenos Aires como en las rutas 2, 11, 74, 56 y 63 que forman parte del Sistema Vial Integrado del Atlántico (SVIA).

La protesta estuvo vigente durante casi dos semanas, pero los trabajadores habían decidido dar marcha atrás y los peajes habían vuelto a operar con normalidad. A poco de esa decisión, el gremio resolvió volver a la carga con la medida tras las fallidas negociaciones impulsadas en el ámbito del Ministerio de Trabajo de la Nación.

El SUTPA volvió a desoír así la conciliación obligatoria dictada por la cartera nacional para intentar sentar las partes a la mesa de negociaciones y hallar una salida al conflicto. Hasta la tarde del último jueves esas negociaciones parecían haberse encausado en un buen diálogo, pero a las 18 los trabajadores decidieron volver a la protesta.

Los empleados de AUBASA cuestionaron en los últimos días a las autoridades de la concesionaria vial en el inicio de los reclamos. Moyano, por su parte, había apuntado contra la Provincia y, en una extraña posición para un sindicalista, había reclamado un fuerte aumento de las tarifas. "Acá está aniquilando una actividad, no solo destrozan una empresa sino también destrozan la actividad. El problema de fondo es que tienen una tarifa insignificante, porque hacen populismo barato con la tarifa", había dicho ante la prensa al terminar el encuentro con las autoridades de la empresa y la cartera de Trabajo. En esa misma línea sostuvo además que las autoridades bonaerenses "le están subsidiando las vacaciones a los porteños, cobrando dos mangos por kilómetro transitado" y reclamó una revisión de los cuadros tarifarios de los peajes en las autopistas provinciales.

La Provincia perdió una enorme suma de dinero a raíz de la protesta, ya que la empresa recauda unos 20 millones de pesos diarios por el uso de los peajes. En ese marco, el planteo de Moyano fue tomado como algo "inédito" por algunos dirigentes, teniendo en cuenta que los usuarios de la autopista también son trabajadores. "Es como si los petroleros le reclamaran a YPF que cobre más la nafta, o que Luz y Fuerza le pidiera a EDELAP que aumente la tarifa de luz porque la cobran barato", graficó una fuente del sector.

En pleno conflicto la firma destacó su compromiso para entablar un diálogo con las autoridades sindicales y cuestionaron la actitud de SUTPA, que se negaba a acatar la decisión de las autoridades nacionales para frenar el paro e intentar destrabar el debate: "Lo que hacen es bloquear los Telepase para que solo se pueda pasar por las cabinas de pago manual y de esa manera ninguno de los autos que pasan por los peajes paga por hacerlo", explicaron fuentes ligadas a la empresa y apuntaron que debido a ello "la recaudación es cero".

LOS RECLAMOS

Las autoridades sindicales publicaron un fuerte comunicado en el que advirtieron que desde hace varios meses mostraron su intención de entablar un diálogo para trabajar en la "reconversión laboral" de la actividad, pero denunciaron que la firma no está dispuesta "a sentarse con los trabajadores poniendo en riesgo el futuro de la actividad y la fuente de trabajo de todos y todas".

En ese marco, compartieron nueve puntos que explican la protesta y forman parte de las demandas que pretenden resolver:

  1. No cumplimiento del acuerdo paritario donde se establece la creación de una mesa bipartita para la aplicación de la tecnología y reconversión laboral.

  2. En pos de la NO creación de esta mesa para el consenso, se quiere implementar la tecnología a través de la colocación de antenas en las vías de todas las estaciones de AUBASA y el SVIA, sin tener en cuenta al trabajador y un adecuado proceso para proyectar esa implementación sin afectar la dotación del personal.

  3. Cierre arbitrario de la oficina de atención al cliente de Mar del Plata. Teniendo en cuenta que la actividad de peaje está en proceso de evolución y reconversión, el presidente de la empresa pretende mandar al personal de la oficina al peaje, sabiendo que no hay funciones para los mismos.

  4. Levantamiento de la base de seguridad vial de San Bernardo. Logro adquirido en el último tiempo para brindar un servicio más efectivo y acortar las distancias de recorrido de los trabajadores.

  5. No se puso en marcha la construcción del Centro de Monitoreo de Santa Teresita a pesar de que la licitación ya fue adjudicada en enero. Siguiendo con la línea de la falta de interés por reconvertir al personal, frenaron la construcción del mismo, limitando las posibilidades de reconversión laboral.

  6. Persecución y amenazas a jefes y gerentes de AUBASA que trabajan en conjunto con la organización sindical para la correcta reconversión laboral. Están impartiendo temor a través de sanciones, apercibimientos e incluso, despidos sin causa. 

  7. Despido del gerente de sistema Cesar Di Lorenzo por trabajar con cautela en la reconversión laboral y no perder fuentes de trabajo.

  8. Las condiciones edilicias y de seguridad e higiene, que prometieron mejorar, siguen siendo deplorables.

  9. No respetaron el último acuerdo suscrito ante el Ministerio de Nación donde se comprometían a respetar las condiciones laborales de los trabajadores de corte de pasto, los cuales hace dos meses no tienen funciones. Por otra parte, tampoco realizaron la entrega de indumentaria (verano e invierno) en tiempo y forma.

Y así concluyeron que a raíz de lo descrito es que mantendrán la medida de fuerza y seguirán "alertas y movilizados" a la espera de una salida al conflicto.