0221
¿Cuándo sacarán los decks y las mesas de las calles los bares y restaurantes de La Plata?
NUEVA PRÓRROGA

¿Cuándo sacarán los decks y las mesas de las calles los bares y restaurantes de La Plata?

Aunque en principio iba a ser en agosto pero, la Comuna y los empresarios trabajan para postergar la medida y aprovechar los días de calor.

22 de septiembre de 2022

La Municipalidad y los empresarios del sector gastronómico habían avanzado en un acuerdo para empezar a despejar la vía pública (calles y veredas) de decks y mesas en el mes de agosto, sin embargo diversas cuestiones operativas fueron complicando el cumplimiento de esa medida y en las últimas horas se conoció que la misma fue revisada y será postergada por algunos meses. "Se viene trabajando de manera consensuada y no se terminó de definir todavía, pero habrá un impass en la medida para que no los afecte primavera y verano con menos lugares", indicaron voceros municipales.

En ese marco se dispondrá una prórroga hasta marzo para que las estructuras que se instalaron cuando la pandemia empezó a ceder y abrieron las actividades gastronómicas empiecen a desaparecer.

La negociación se da en medio de algunos tironeos entre sectores que están  a favor y otros en contra de la medida. Actualmente, el municipio le cobra a los propietarios que utilizan veredas y un sector de la calle una tasa de $800 por metro cuadrado, por lo cual el convenio con los locales gastronómicos incluiría una actualización de la tasa que primero debería ser aprobada por el Concejo Deliberante.

Los concejales de la oposición vienen reclamando por la reducción del espacio público y la falta de controles por parte de la Comuna, sumándose a la postura de los vecinos y conductores que circulan por la zona céntrica sufriendo el entorpecimiento del tránsito vehícular.

Esa situación llevó a a que las propias autoridades municipales analizaran levantar las estructuras y eso fue explicitado incluso por la Secretaria de Planeamiento María Botta, en un reportaje con 221Radio. Entre otras cosas, se evalúa críticamente que algunos locales colocaron estructuras metálicas difíciles de retirar.

La propuesta que comenzó como una prueba piloto se extendió durante dos años  y con este principio de acuerdo se prolongaría por otros seis meses, hasta el final del próximo verano. Sin embargo, la negociación -según trascendió- incluirá nuevas condiciones de seguridad, tamaño ocupación del espacio público y cánones.

Los locales gastronómicos comenzaron a usar el espacio público de la ciudad en octubre de 2020 para brindar atención a los clientes en la pandemia y en el marco de una prueba piloto que puso en marcha la Comuna para fomentar la reactivación del sector que venía muy golpeado por la cuarentena estricta. Fue así que empezaron a atender en la calle, incluso más allá de las veredas, en los espacios donde normalmente estacionan los autos. 

Muchos comercios montaron estructuras, decks y barandas para ampliar la vereda y, por consiguiente, el espacio en el que disponen mesas y sillas. Pero ahora que ya pasaron dos años de aquella disposición municipal, y cuando había un acuerdo para el retiro, la medida entró en un impass.

Aunque en principio iba a ser en agosto pero, la Comuna y los empresarios trabajan para postergar la medida y aprovechar los días de calor.
0221

¿Cuándo sacarán los decks y las mesas de las calles los bares y restaurantes de La Plata?

Aunque en principio iba a ser en agosto pero, la Comuna y los empresarios trabajan para postergar la medida y aprovechar los días de calor.
¿Cuándo sacarán los decks y las mesas de las calles los bares y restaurantes de La Plata?

La Municipalidad y los empresarios del sector gastronómico habían avanzado en un acuerdo para empezar a despejar la vía pública (calles y veredas) de decks y mesas en el mes de agosto, sin embargo diversas cuestiones operativas fueron complicando el cumplimiento de esa medida y en las últimas horas se conoció que la misma fue revisada y será postergada por algunos meses. "Se viene trabajando de manera consensuada y no se terminó de definir todavía, pero habrá un impass en la medida para que no los afecte primavera y verano con menos lugares", indicaron voceros municipales.

En ese marco se dispondrá una prórroga hasta marzo para que las estructuras que se instalaron cuando la pandemia empezó a ceder y abrieron las actividades gastronómicas empiecen a desaparecer.

La negociación se da en medio de algunos tironeos entre sectores que están  a favor y otros en contra de la medida. Actualmente, el municipio le cobra a los propietarios que utilizan veredas y un sector de la calle una tasa de $800 por metro cuadrado, por lo cual el convenio con los locales gastronómicos incluiría una actualización de la tasa que primero debería ser aprobada por el Concejo Deliberante.

Los concejales de la oposición vienen reclamando por la reducción del espacio público y la falta de controles por parte de la Comuna, sumándose a la postura de los vecinos y conductores que circulan por la zona céntrica sufriendo el entorpecimiento del tránsito vehícular.

Esa situación llevó a a que las propias autoridades municipales analizaran levantar las estructuras y eso fue explicitado incluso por la Secretaria de Planeamiento María Botta, en un reportaje con 221Radio. Entre otras cosas, se evalúa críticamente que algunos locales colocaron estructuras metálicas difíciles de retirar.

La propuesta que comenzó como una prueba piloto se extendió durante dos años  y con este principio de acuerdo se prolongaría por otros seis meses, hasta el final del próximo verano. Sin embargo, la negociación -según trascendió- incluirá nuevas condiciones de seguridad, tamaño ocupación del espacio público y cánones.

Los locales gastronómicos comenzaron a usar el espacio público de la ciudad en octubre de 2020 para brindar atención a los clientes en la pandemia y en el marco de una prueba piloto que puso en marcha la Comuna para fomentar la reactivación del sector que venía muy golpeado por la cuarentena estricta. Fue así que empezaron a atender en la calle, incluso más allá de las veredas, en los espacios donde normalmente estacionan los autos. 

Muchos comercios montaron estructuras, decks y barandas para ampliar la vereda y, por consiguiente, el espacio en el que disponen mesas y sillas. Pero ahora que ya pasaron dos años de aquella disposición municipal, y cuando había un acuerdo para el retiro, la medida entró en un impass.